martes, 1 de marzo de 2011

Revender la moto

Granada Hoy, 28/2/2011
El pasado 28 de febrero, el suplemento Área Metropolitana de Granada Hoy recogía una información, “Gójar contará con una conexión directa a la autovía gracias a una nueva urbanización", que seguramente pasó desapercibida pero que bajo su aparente inocuidad llenaría tomos en la enciclopedia de la depredación y tinta en las páginas finales de la historia de la pinchadísima burbuja inmobiliaria. Es el ejemplo perfecto, un catálogo de hechos e intenciones que, a poco que se eche mano de la hemeroteca, nos desvela la nula diferencia entre populares y socialistas cuando el dinero fácil llama a la puerta.

¿Una carretera hecha gracias a una urbanización? ¡Cuánta generosidad la de los promotores! El vial es, se escribe, una infraestructura "necesaria para el desarrollo y el crecimiento del municipio" y se prevé que estará construido en cuatro años, lo que dura un mandato municipal. La realidad es que la proyectada carretera no está al servicio de una mejor conexión de esta localidad metropolitana con la autovía A-44, es la única forma de que alguien compre algo en unos terrenos tan aislados como los del Coto de Macairena, donde está proyectada la urbanización. Es un territorio que va desde la parte Alta de Gójar y la zona Este de Dílar, hasta la zona de influencia del Parque Natural de Sierra Nevada con excepcionales valores paisajísticos y ecológicos.

Macairena




Dice la nota que "el proyecto ya ha sido aprobado por el Ayuntamiento y está pendiente de aprobación definitiva por la Junta de Andalucía". Tiramos de hemeroteca: En marzo de 2008 la Consejería de Obras Públicas paralizó la macrourbanización Coto de Macairena, incluida en un proyecto aún mayor, llamado Milenarium: 3.500 casas, hoteles, un parque temático ambiental -hay que tener morro- y un campo de golf en terrenos de Dílar y Gójar. Todo promovido por el anterior alcalde de Gójar, el popular Francisco Maldonado.

Así era el proyecto Millenarium









El demoledor dictamen de Obras Públicas alertaba del incremento del suelo urbanizado de Gójar y Dílar en un 34%, los problemas de accesibilidad y suministro de agua y el gran impacto paisajístico y ambiental “negativo e irreversible” que supondrían la urbanización y el proyectado vial de acceso hacia la segunda circunvalación. Junto a la lógica oposición de colectivos ecologístas, PSOE e IU en el Ayuntamiento fueron beligerantes. La Fiscalía Superior abrió una investigación que se quedó en nada y al llegar a la alcaldía en 2007 el socialista Pedro Clavero, en coalición con Izquierda Unida, el proyecto Millenium fue desechado, o tal vez sólo hibernado, porque lo que ahora, en plena precampaña electoral, se plantea es la misma urbanización, en el mismo lugar, ya sin excusa turística alguna. Habrá que ver si esa "aprobación pendiente por parte de la Junta de Andalucía" llega esta vez que gobiernan otros.

Probablemente esta barbaridad jamás se hará; la cercanía de los comicios hace que todo suene a tomadura de pelo al electorado. Cuando los bancos tienen casi un millón y medio de viviendas sin vender y no otorgan hipotecas si no es para comprar sus propias casas, es prácticamente imposible que en esta década tenga salida ninguna promoción de vivienda nueva. En Gójar, además, sobran las parcelas ya urbanizadas con viales, canalizaciones e iluminación en las que, tras el estallido de la burbuja, nunca se llegaron a construir las proyectadas viviendas por falta de demanda.


Lo que socialistas e IU proponen ahora entra de lleno en el absurdo cuando se explica que "los terrenos se obtendrán, tratando de evitar la expropiación, ofertando a los propietarios un precio idéntico al que valga el terreno cuando sea urbanizable". No se explica a qué pitonisa consultarán para conocer dicho valor. Si seguimos leyendo encontramos que la promotora se comprometerá a "entregar una fianza al Ayuntamiento con la que garantice la culminación" de la infraestructura -en este caso el vial-. Acabáramos. Va a ser que tan rebuscada operación sólo busca que el desesperado Ayuntamiento cuente con liquidez inmediata -seguramente tiene problemas para pagar las nóminas de los empleados municipales- y el que venga que arree.

1982-2012, 30 años de partido único
"Estos especuladores van a acabar con la vega", "sólo buscan enriquecerse", clamaba entonces la oposición cuando era el PP quien quería sembrar de ladrillos y hoyos de golf unos paisajes únicos. "Supondrá casi triplicar la población, colapsará las comunicaciones y destruirá una zona de valor paisajístico y ecológico, justo en el límite con Sierra Nevada", alertaban en 2006 en una rueda de prensa el actual alcalde y el entonces secretario de política municipal del PSOE de Granada, José García Giralte. En los últimos plenos los concejales socialistas y de IU se cruzaban con sus propios compañeros acusaciones que hablaban de maletines y mordidas. Han pasado sólo cuatro años y los denunciantes de ayer son los especuladores de hoy. En qué candidatura o con qué programa llegaron adonde están hoy carece de importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario