jueves, 16 de diciembre de 2010

Por la línea de puntos

Hay asuntos que se comentan de tapadillo sin que lleguen a decirse a las claras. Hay sospechas que son blancas y van en botella pero nadie las llama leche en voz alta porque falta la evidencia. Esa premisa de la ciencia que dice que una hipótesis sólo vale el peso de la prueba empírica a su favor es también lo que diferencia el rumor de la noticia.
Sin embargo, tras la sentencia que inhabilita parcialmente al ex diputado del PP José Luis del Ojo ha habido quien, sin recorrer del todo el camino del chisme a la revelación, ha hecho lo que las revistas de pasatiempos: Colocar una serie de puntos que al unirlos con una línea descubren un dibujo. Los puntos lo situó el número tres del PSOE andaluz, Juan Manuel Fernández: Ogíjares, Del Ojo, UCOP, otras constructoras, PP, financiación, elecciones de 2007, Sebastián Pérez... pero no quiso, o no pudo, unir el dibujo por la línea de puntos.

Están las huellas, los indicios, las pistas, pero no el Poirot que halle el cuerpo del delito. Hablan los socialistas de una trama de empresas beneficiadas con contrataciones a dedo y obras pagadas a precio muy superior al razonable desde Emogisa, la empresa de suelo de Ogíjares en la que José Luis del Ojo reinaba. UCOP, que construyó la Casa de la Cultura, habría sido la empresa más beneficiada. Llaman después la atención sobre la campaña personalista de las últimas municipales, demasiado costosa para los fondos propios de un partido político, en la que el rostro del presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, se anunciaba en centenares de banderolas, a 120 euros la pieza, como candidato a la presidencia de la Diputación, cargo que no se decidía directamente en las urnas.

Hay más puntos esperando trazos que los unan. UCOP estaba detrás del teleférico a Sierra Nevada, disparate ambiental y económico que de Arenas para abajo el PP defendió con uñas y dientes. UCOP construyó los aparcamientos de Los Cármenes y el Violón, que promovió su filial Geysepark, cuyo gerente es hermano del concejal de Economía de Granada Juan Antonio Mérida. A Geysepark el Gobierno local la tuvo entre algodones y no le reclamó, o lo hizo con la boca pequeña, la urbanización en superficie de ambos parkings, a la que estaba obligada. La del Violón la pagó el Plan E y la de Los Cármenes sigue pendiente.

¿Qué tiene todo esto que ver con la cerrada defensa que el presidente del PP ha hecho de José Luis del Ojo, un encantador de serpientes a quien tal vez tenga mucho que agradecer? Tras ver su brillante autodefensa en el juicio en el que ha sido condenado no cuesta imaginarle como el mejor vendedor de aspiradoras a domicilio encandilando a unos promotores para obtener de ellos lo que se proponga. Total, que intento completar el dibujo por la línea de puntos y me sale una horchata valenciana.

Fotos: Miguel Ángel Molina para EFE, Granada en la Red, PP de Granada, PSOE de Granada

No hay comentarios:

Publicar un comentario